miércoles, 29 de agosto de 2007

Compañero del Alma....

Pues si, hoy entrada dedicada a mi compañero en las fiestas: El Ron Cacique.



No recuerdo la primera vez que probé su sabor, por lo tanto tampoco recuerdo que fue lo que sentí, pero supongo que debió ser algo maravilloso.

Yo antes era un asiduo al Whisky Ballantines, hasta que pillé una merluza de campeonato y me despedí de él para siempre. Desde ese momento empezó mi relación afectiva con el Cacique y con el mundo del Ron en general.

Si por mi fuera, cada vez que saliera a tomarme una copa probaría uno diferente, pero la verdad es que hay cada precio que pa que. He probado los mas normales y los que encontramos en cualquier lado, y me quedo con mi Cacique de goleada. El único que quizá destacaría es el Ron Arehucas canario, una delicia de Ron-Miel que te endulza la boca cosa mala. Es un buen Ron, pero es para tenerlo en casa y hacerte de vez en cuando una copa, no para llevártelo de botellón.

Por todas esas noches que me has acompañado, por todas esas mañanas que no me has dado resaca, por todas esas senaciones que me has hecho sentir, por todas esas fiestas que me he pegado a tu costa y porque creo que sin duda eres la mejor bebida del mundo.

Menos mal que te descubrí joven!!!

2 comentarios:

Tramp dijo...

que borrachín estás hecho.

Ellohir dijo...

¡Muerte al Rey Arturo! ¡Larga vida a Ginebra!