domingo, 30 de septiembre de 2007

Remember

El jueves fue el cumpleaños de mi amigo Cuco. Y no, no es que desde el jueves no me haya recuperado aún, es que no he tenido ganas de escribir. Pues eso, Cuco es un amigo de La Concha, ese gran Colegio cerrado a la fuerza el año pasado. Fue una fiesta que sirvió para ver a mucha gente del colegio después del verano, y para poder comentar con ellos donde están viviendo ahora cada uno. La verdad es que mas que el cumpleaños, lo que a mi mas me gustó fue eso, el remember que hicimos al vernos todos allí...

Me alegré mucho de ver a ciertas personas, pero me alegré mucho mas de ver a Salmer, Manzanete and Spain. Son el pack de freaks de La Concha, y casi siempre van juntos. Se sentaron enfrente de mi, y la verdad es que me lo pasé muy bien charlando con ellos. Siempre es gratificante el que en una cena de estas te toque enfrente o al lado a alguien con el que te lleves bien. Esa noche sentí verdaderamente lo que significa que cerraran el Colegio. Me di cuenta de que hay gente a la que no veré mas o a la que no veré tanto como me gustaría.

Esa sensación de reunirnos casi todos y charlar un rato, ver como ha sentado el verano a la gente y enterarte de los últimos marujeos sobre alguien del colegio, esa sensación no tiene precio señores. Es verdad que faltaba muy poca gente, aunque hubieron grandes ausencias. Me gustaría mucho que una vez al mes o algo así nos reuniéramos todos e hiciéramos un remember de estos. No me apetece perder el contacto con cierta gente.

A parte de esto, la noche discurrió con normalidad. Después de una buena cena, comenzamos el botellón con persecución policial incluida hasta que al fin nos asentamos. Betty Pop y a dormir la mona.

Este jueves se supone que hay otra cena de La Concha, y se supone que va a ir mucha mas gente que el jueves pasado. Veremos en que queda todo esto al final. Solo pido que se siente alguien que me caiga bien enfrente de mi....

3 comentarios:

Ellohir dijo...

¡¡¡YO TAMBIÉN TE QUIERO COÑO!!!

MCN dijo...

Me ha gustado.
Gracias por las palabras de amor. Hacen que, aunque sin encharcar los ojos, te sientas bien.

A ver que se hace este jueves.

Slilow dijo...

Ningun murciano dice botellón, ¡desagradecío!
Tira pa Madriles