miércoles, 3 de diciembre de 2008

Quantum of Solace



Cuidado contiene Spoilers!!


Tras dos años de espera, por fin he podido asistir a una de las nuevas entregas del mejor espía de la historia del cine (con permiso de Ethan Hunt).

Decir, en primer lugar, que su antecesora la maravillosa "Casino Royale" es bastante mejor que esta. Quizá sea porque fue la primera de la era Craig o porque la mezcla de acción+amor+póquer es perfecta, pero me gusto mas y me dejo mejor sabor de boca.

En esta entrega nos muestran a un James Bond mas oscuro, mas cabreado, sin control sobre si mismo, deseoso de hacer justicia con su novia muerta y que no tiene limites para llegar hasta el fondo de la cuestión. Daniel Craig lo borda. Me he acabado de convencer de que es la opción perfecta y correcta para este papel. Lo encarna de maravilla. Es, junto con M, los mejores de la cinta.

Empezando por esa maravillosa persecución por las calles de la ciudad italiana, donde el señor Bond ya recibe las primeras leches. Luego llegan los característicos y brillantes títulos de crédito, a cada cual mejor. Pero hay una cosa que no me acaba de gustar, el track principal. No me pega, no le va a la película. Me encanta Alicia Keys, pero creo que en esta ocasión no ha estado muy afortunada.

Tras este traspiés comienza la segunda entrega del renovado 007. Dicen que en esta ocasión tiene un cierto aire a Bourne, pero no, a mi me gusta mas este. Si es verdad que hay peleas increíbles y que se dan situaciones un poco bochornosas, pero en conjunto me gusta que Bond pelee con las manos y con lo que pille por delante en vez de utilizar mil y un truquitos que le proporciona Q.

Sin ninguna duda, mi momento preferido de la película y que creo que nos muestra a Bond y lo que nos vamos a encontrar en este film, es cuando encuentra al policía Matisse en su maletero. Lo coge y lo utiliza de parapeto contra los disparos. Luego obviamente muere, no sin antes hacerle una confesión. Después le coge la cartera y lo tira al contenedor de basura. La chica le pregunta que si trata asi a todos sus amigos, y el le contesta que no tiene amigos. Ese es el quid de la cuestión. Ese es el punto donde nos damos cuenta de que este no es el Bond graciosillo y chulesco de "Casino Royale", este es el verdadero Bond, el Bond que mas me gusta.

Puede que la parte mas floja de la película sean las escenas en el avión y su asombroso aterrizaje y todo aquello del complejo del agua volando por los aires.

Y el final, un final que pone los pelos de punta y que deja claro que si que ha llegado el Bond que todos esperábamos, incluido M, que nunca se había marchado y que en la tercera película la vamos a flipar.

1 comentario:

videodromo dijo...

Mi estimado Perry, yo como que echo de menos a Q y sus artilugios,a Monny Penny y sus flirteos con Mr Bond, el martini seco, etc, que si a BOnd le quitas eso y le pones a saltar tejados pues se comnvierte en Bourne, y prefiero a Matt (profident) Damon que a Craig jugando a ser Bourne. Ya que andamos de spoilers continuemos con ellos, meencantó la escena de la ópera, más real que la vida misma.