viernes, 16 de mayo de 2008

La decadencia de un programa que hizo historia

Hace siete años, deseaba que llegara el martes por la noche. Mi madre hacía la cena, cenaba y me sentaba en el sofá a disfrutar de lo que en principio fue un nuevo programa y acabó siendo un fenómeno social y uno de mis programas favoritos de todos los tiempos: Operación Triunfo.

Recuerdo perfectamente sus lentos comienzos. TVE se estrenaba en esto de hacer una mezcla entre concurso-reality. El programa consistía en hacer un concurso de cantantes, que convivían juntos en una academia donde los formaban para llegar a ser el ganador, y así representar a España en Eurovisión. Esa fue la premisa inicial. Eso era Operación Triunfo.

Pero si a Gestmusic y a TVE les llegan a decir que el día de la final hubieron once millones de personas pegados al televisor para ver quien ganaba, no se lo hubieran creído. Recuerdo ese día perfectamente. Tenía un examen de física al día siguiente. No estudié. No podía. Tenia que ver la final. Y vaya final. Es de los acontecimientos televisivos mas acojonantes que recuerdo. Lloré de emoción cuando Carlos Lozano dijo que David Bisbal era el segundo clasificado. Ese tío era grande, muy grande.

Tras esa edición, vino un torbellino de autopromoción. Vino el post-Operación Triunfo. Sucedió algo que no se imaginaba nadie. Fue un boom, un récord. Pero la verdad es que después de ese tiempo, observamos que pocos son los que han llegado al final del camino. Pocos, pero que en realidad todo se resume en él. En Bisbal. El único que ha sabido sacarle partido y meterse al publico en el bolsillo. El único que vendió un millón de copias de su primer disco, el único nominado a los Grammy Latinos, EL Único.


Guardo un grato recuerdo de aquel programa, un buen recuerdo. Para mi, traspasó las barreras de la televisión y se convirtió en un fenómeno social. Fue algo que jamas se había visto, no se había planteado nunca. La gente no sabia que era aquello. Estábamos asistiendo al principio de un nuevo formato de programa.

Ahora, tras siete años, mas de cinco ediciones, un cambio de cadena y un giro totalmente radical en lo que a planteamiento y estética se refiere, ese programa se ha convertido un un Gran Hermano cutre, se ha convertido en algo que solo sirve para tenernos entretenidos durante tres meses. Nada mas. No sirve para nada mas. Y encima cada año que pasa, los concursantes son peor, y la cadena no busca que canten bien, si no que se lleven mal, que existan conflictos y tal. ¿De verdad nos tenemos que creer que de toda la gente que se presentó a los castings, esos son los mejores? ¿No habrán metido a algún que otro petardo para subir audiencia? y eso sin citar que han tenido que soltar la pasta para pagar a un miembro del jurado para que le de mas emoción a las galas.

Me entristece ver en lo que se ha convertido este programa. El programa cuya final esta entre los tres programas mas vistos de la historia de la televisión en España. Mi programa.
Solo espero que esta sea la ultima edición, porque se han pasado organizando este tinglado.

Lo único que pido es poder seguir la trayectoria del bombonazo de Virgina. Pero se que no va a ser así. Lo mismo me pasó con la preciosa Idaira. Me encantaba como cantaba. Pero ahora no se ni si sigue existiendo. Una verdadera pena...

Operación Triunfo R.I.P.

5 comentarios:

Beneva dijo...

Holaaaaa:
Dandome una vuelta por mis blogs linkeados he descubierto este y me ha encantado.

Yo también me acuerdo del primer Ot y de lo mucho que me gustaba (y me gusta) Bisbal. También me acuerdo de lo agradecidos que eran esos chavales no como los de ahora que se estan todo el día quejando.

Felicidades por el blog esta genial
Un beso

videodromo dijo...

El tinglado de Gestmusic yoc reo que radica ahora en la publicidad del programa y en los sponsors, no en lo que darán de si lo cantantes, porque ya no hay hueco para ellos ni como presentadores. Una pena.

Álvaro dijo...

Ompañero, siento decirte que no estoy, en gran parte, de acuerdo contigo. Y quizás este hecho radique en la concepción, posiblemente diferente, que tenemos del programa. Mientras, para mí, las ediciones primera y segunda fueron concursos con nivel, las últimas tres ediciones son realitys. ¿Y por qué digo esto? Pues porque en las dos primeras ediciones existía un nivel mucho más alto del que se ha encontrado en estas últimas. Un concurso de talentos funciona un año u dos, no más (o haciéndolo cada "x" años). No se pueden crear artistas buscándolos dónde no los hay. Escogiendo de entre aquellos que se desecharon en cástings de anteriores ediciones + alguna que otra sorpresa. Acabamos teniendo en un concurso a un montón de cantantes de ducha, sin talento propio alguno, amoldados por aquello que han aprendido en la academia.

Que OT se haya convertido en un reality lo veo perfecto. ¿Acaso todos miraríamos las galas para ver ciertas actuaciones de algunos de los que hay en la academia? Sería un concurso con deficiencia, como una mesa coja. Existiría el producto, pero flaquearía porque el contenido, los concursantes, no tienen el nivel adecuado. Ostras, todos disfrutábamos viendo la 1a y la 2a edición del concurso. En las primeras galas uno ya podía sentir el cosquilleo recorriéndole el cuelo al ver a determinados concursantes interpretar sus temas. ¿Ahora? Exceptuando Virgina, Chipper, Sandra, y alguna más, eso no sucede (y vamos por la 6a gala).

Sobre lo de que pocos han llegado al final del camino... como cantantes de éxito internacional tenemos a Bisbal, aunque Bustamante está en ello por América Latina. Y a nivel nacional llevan años y años de carrera gente como Nuria Fergó, Manu Tenorio, Chenoa, Rosa, Natalia, Vega, Manu Carrasco, Hugo Beth o Mai Meneses (aunque sólo haya sacado un disco, menudo disco). Gisela y Naïm Thomas triunfan actuando en musicales, y la primera, además, sigue sacando discos y representará a Andorra en Eurovisión. Esto por solo citar a los que, actualmente, sacan disco y lo venden a montones. Luego hay otros tantos que no venden tanto, pero están ahí.

En fin, que creo que OT ha hecho bien en convertirse en reality, ya que como simple concurso fracasaría estrepitosamente hoy en día. A menos que se dejen pasar 2 o 3 años entre edición y edición, años de reflexión para buscar nuevos aspirantes, OT sólo puede funcionar como reality.

¡Un saludo!

Perry Mason dijo...

Que guapo tu comentario. Es el mas extenso que me han escrito.

En cuanto a lo de que aparte de Bisbal hay otros que también han triunfado, es verdad, pero yo me referiría a que Bisbal ha llegado a los mas alto que se puede aspirar y solo él lo ha conseguido.

Y en cuanto a tu primer párrafo, creo que se me ha entendido mal. Yo también tengo el concepto del primer OT como un concurso con nivel y no un Gran Hermano barato como es ahora.

Nos leemos!!

Anónimo dijo...

Hola! Idaira tiene disco. Entra a youtube y verás sus videoclips

NADA BUENO EN MI -> http://es.youtube.com/watch?v=KdSFVCAlo3A

LEJOS -> http://es.youtube.com/watch?v=l1SlZlEu64U&feature=related

Además desde mayo hasta hace unos días ha estado trabajando en 2 musicales en Madrid.

Actualmente está componiendo canciones para su 2º CD que ya tiene en mente.


1 saludo!