sábado, 26 de enero de 2008

Fin de "El Internado" Temporada 1

Esta semana terminé la primera temporada de esta maravillosa serie española. La temporada consta de seis capítulos, de una hora y veinte minutos cada uno.

Al principio, da la sensación de ser la típica serie de hijitos de papa metidos en un internado a la fuerza. Parece una mezcla entre Compañeros y Rebelde. Los primeros capítulos nos muestran a cada personaje, nos describen como son y en que situación personal se encuentran. No pasa nada, hasta que pasa. Y entonces es cuando la serie toma el cariz que le han querido dar de supuesto misterio mezclado con drama. Si es cierto que tiene algunos fallos clamorosos que no acabas de creerte, detalles que utilizan para cierto fin que no son nada reales. Pero tengo claro que es algo que no afecta a la visión general de la temporada, y que si estuviéramos hablando de una serie yanki, estos defectos, los pasaríamos por alto.

Pero es cuando llegan los capítulos finales cuando la serie deja de ser un entretenimiento para jóvenes y pasa a tomar un aspecto mas serio. También es verdad que en muchas escenas canta demasiado que realmente no están donde están y que es un pedazo de decorado de cartón piedra. También cuesta creer muchas de las situaciones "imprevisibles" que suceden.

Pero con todos sus fallos, no deja de ser una buena serie española. Una serie que se puede disfrutar en familia. Uno de sus aciertos sin duda es su duración. Seis capítulos es una temporada perfecta.

Los actores de esta serie están bastante bien ubicados. Mención muy especial para mi descubrimiento en esta serie y una de las razones por las que pienso ver la segunda temporada: Luis Merlo. Un pedazo de actor y un pedazo de interpretación. Es el mejor. Supera al resto de sus compañeros, incluida Amparo Baró, que en este proyecto parece que no ha encontrado la horma de su personaje. Si es cierto que lo he visto en otros proyectos como "Aquí no hay quién viva" y demás, pero en esta serie lo borda. Me lo creo. Me creo su personaje de director de internado con su lado positivo. Un diez para él.

El otro descubirmiento ha sido Elena Furiase, una belleza a la que casi no dan diálogo ni protagonismo, pero que realiza un buen papel y que ha roto con el tópico de niña de mamá famosa enchufada. Es una chia guapísima de la que pienso seguir su trayectoria. Espero que en la segunda ocupe mas pantalla.

Si puedo esta semana, visionaré la segunda, que ya tengo ganas, que el final de la primera es un cliffhanger pa morirse......

1 comentario:

rumbero dijo...

Así que es cierto que está bien la serie??

La verdad es que sigo tropecientas mil series made in USA (a lo mejor demasiadas) pero las series españolas me echan un poco para atrás!
Esta me dijeron que era buena, y rumbera quiere verla, así que a lo mejor le doy una oportunidad.

Ya veremos...